Desde la más remota antigüedad, las piedras influyen en los hombres y son utilizadas en la búsqueda del equilibrio físico y la salud en general

 

 El Tratamiento sobre los Chakras se realiza con unas piedras determinadas:

  

             Chakra  Coronal:                                                 Drusa de cuarzo blanco

            “        Frontal (tercer ojo):                            Amatista

            “       Laringeo:                                               Aguamarina

            “      Cardiaco Externón (plexo solar):     Olivina, Cuarzo rosa, Turmalina rosa, Kunzita

           “       Umbilical, cts. sobre el ombligo:      Citrino

            “      Púbico,  cts. bajo el ombligo:            Ágata naranja

            “      Básico o coccígeo, en el perineo:     Cuarzo ahumado, Rubí

  

Las piedras deben tener un Tamaño entre 1,5 cm. y 3 cm. (colocado en el cuerpo)

La drusa de Cuarzo blanco puede ser mayor (colocado encima de la cabeza,  en el suelo).

Las piedras tienen ser naturales (brutas) o lapidadas. Solamente la Ágata puede ser también pulida

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MINERALES

Los minerales demuestran a nuestros sentidos que la claridad, la belleza y la armonía forman parte del mundo en que vivimos.

    Todo cristal, es el resultado de un largo y complejo proceso natural de enfriamiento de los minerales que lo componen. Y por tratarse de un mineral, fundamentalmente irradia energía.

El poder de los cristales y minerales constituye una fuerza armónica y serena que favorece el equilibrio físico, psíquico y emocional.

 La influencia energética de los cristales y su aplicación para combatir el estrés, la depresión y aliviar los dolores.

Empleándolos en meditación, autocuración, relajación y estimulación del pensamiento. El mineral puede mejorar la autoestima y la estimulación y apertura de los chakras.

Colocado en una habitación, en algún sitio en el que pueda "dominar" todo el espacio, sobre una mesilla de noche o un mueble, el mineral escogido cargará el ambiente con su energía positiva, facilitando la creación de un entorno sereno y armónico, en el que resulta posible sentir una agradable sensación de bienestar.

El simple hecho de llevar un cristal en la cartera o en un bolsillo puede resultar benéfico, y si se emplea en situaciones conflictivas, colocando la gema en el sitio en que ha tenido lugar alguna discusión, elimina las vibraciones negativas, restableciendo de este modo la armonía.

Limpiar una piedra para ser utilizada:

Debe ser sumergida en agua con sal gorda, esto neutralizara la carga que puede traer en si misma.

 Posteriormente la dejaremos que absorba los rayos del sol, energía masculina, o de la luna llena, energía femenina.

Hoy en día, sabemos que el empleo de cristales y piedras curativas puede mejorar sustancialmente la calidad de vida, incrementando nuestras capacidades de percepción y de autovaloración, favoreciendo la meditación, curando dolores localizados e impulsando cambios y decisiones

 

--oOºOo--

 

 

En estos tiempos de prisas, y de estrés hay piedras que nos pueden ayudar

con la aportación de sus patrones energéticos nos ayudan a armonizarnos:

 

- La Adularía o Piedra Luna, disuelve las emociones que nos bloquean

- El Ámbar, resina fosilizada que es, armoniza los dos polos femenino y masculino, Yin-Yang

- El Ágata, hace bajar la fiebre, fortalece el corazón, proporciona coraje

- La Calcita, proyecta el poder mental. Sistema linfático y ayuda las funciones renales

- El Citrino, ayuda a la digestión y las funciones renales, vejiga y estreñimiento

- Cristal de Cuarzo, luz blanca y pura por contener los colores del Arco Iris, es el cristal de la sabiduría

- El Cuarzo Ahumado

- El Cuarzo Rosa,  la Turmalina  rosada o el Coral rojo,  son piedras que  transmiten  Amor

- El Cuarzo Verde, fortalece la salud en general, tonifica y estimula la circulación

- La Esmeralda, equilibra y cura, ayuda a revitalizar el cuerpo físico. Presión Arterial. Infecciones oculares

- La Fluorita, nos comunica con el cielo, sin despegar los pies del suelo

- El Granate o el Jaspe rojo,  nos aportan energía. Crecimiento interior, calor, pasión, fuego.  Enfermedades venéreas, reuma , artritis.  El color rojo, fija la vitamina B

- Las piedras azules transmiten Paz:

- El Jade aumenta nuestra serenidad, llevando nuestra vida desde el corazón y no desde las criadillas

- La Malaquita disuelve bloqueos, siempre que sea de forma consciente

- El Ojo de Tigre y  el Ágata, ocres y anaranjadas como las Olivinas, ayudan a vivir la vida con alegría

- La Olivina, antidepresivo, estomago,  hígado. Conflictos emocionales

- El Rubí, aumenta el numero de glóbulos rojos, es la piedra del amor hacia nosotros y hacia los demás 

- El Topacio, estimula la claridad mental, la alegría de vivir. Estimula la digestión

- La Turmalina Rosa, ayuda a confiar en la fuerza del Amor

- La Kunzita, cansancio mental o depresiones. Actúa como puente y equilibrio entre los tres chakras superiores    y  los tres  inferiores

- La Venturina armoniza, mejorando las funciones de nuestro organismo

- Las piedras negras, el Onix, o la Turmalina negra, arrastran la negatividad interior y repelen la energía negati

 

    Y existen otras piedras, como el Zafiro, el Rubí, la Esmeralda, la Amatista, el Cuarzo y como no, el Diamante, que son cristales que por su potente energía son utilizadas para  trabajos espirituales, de meditación,  y crecimiento personal 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Volver a Chakras