ch_peregrino.gif (38554 bytes)

 

El Peregrino a Compostela

 

 

            Desde el siglo I a. C., durante el mandato del emperador romano Octavio Augusto se considera peregrino a todo aquel, que careciendo de la ciudadanía romana habita un territorio bajo su dominio y control;  perteneciente a comunidades y territorios que establecen relaciones pacíficas con Roma.

Este es un requisito "sine qua non" para que sus habitantes puedan ser considerados "peregrinus" y no enemigos.

Peregrino, es el extranjero que mantiene vinculaciones juridicas con los "cives" o ciudadanos romanos.

A partir del siglo I son peregrinos, los ciudadanos de todas las comunidades indígenas del norte de Hispania, de la Galia y del Sur de Germania

En el año 13 a.C.  Julio César Augusto Octaviano, sobrino nieto de Julio César viaja a los territorios ocupados de Hispania.  Llega a la ciudad de Lucus, nombre romano que significa "bosque sagrado" debido a la existencia de tribus celtas que adoraban al dios Lugh y lugar donde se atrincheraban dos legiones romanas al mando de su pariente, Paúlo Fabio Máximo.

Octavio decide fundar una ciudad perfecta donde se encuentra el centro del mundo, donde la luz es el reflejo de la Belleza y la Justicia. Facilitando por todos los medios, la afluencia de peregrinos a las tierras de Occidente.

  Uniendo la herencia Caldéa, Celta y Greco-Latina, el emperador propone un viaje iniciatico lleno de dificultades y que culmina en las tierras del Fin del Mundo.

 

El Callis Ianus o Sendero de Jano, era un camino que se iniciaba el veinticinco de marzo, por ser este el primer día del año según la tradición mesopotámica y en esa noche, el planeta Venus se observa brillar en el horizonte marcando el antiguo Sendero de Anu y que marca la dirección del lugar donde se esconde el Dios Sol.  El viaje debía terminar alcanzando el destino, el día primero de los de agosto, de igual manera que la tradición celta marcaba esa misma fecha para reunirse en los bosques de Lugdunum y festejar su Lughnasad.

 

 

 

Muralla de Lugo              puerta de la muralla de Lugo

Muralla de Lugo y detalle de una de sus diez puertas

 

 

 

La Venera

 

Para celebrar con alguna garantía tan largo y penoso trayecto, se solicitaba a los Caballeros romanos de la Orden Ecuestre, un salvoconducto que les protegía durante el viaje, además de poder utilizar los albergues, hospederías y hospitales que jalonaban la ruta.

 

 

 

VENERA

 

 

    Este salvoconducto era una concha de venera o vieira, molúsco que según la tradición representa a la diosa Venus, protectora de Octavio Augusto y una señal que indicaba en el cielo el inicio del Sendero de Jano,  por ello el Emperador la adoptó como símbolo protector de los peregrinos en dirección a su Ciudad Sagrada.

 

Los integrantes de los Collegia Fabrorum, (corporaciones de albañiles, maestros  y arquitectos) construyeron templos toscanos dedicados a los Lares Viales, genios protectores de los caminos en la mitología romana y que se situaban en cruces de rutas o próximos a los puentes sobre los ríos, jalonando el Camino.

 

 

Octavio Augusto

Octavio Augusto


 


EL JUBILEO

 

Jubileo, viene de Jobel, cuerno o bocina que tocaban los sacerdotes antes del Año Jubilar.

 

Han pasado  306 años de Imperio Romano, el emperador Constantino el Grande, hijo y sucesor de Constancia mantine una benévola actitud hacia los cristianos.

  En el año 312, tras derrotar a Majencio en la famosa batalla del Puente Milvio, campaña en la que dijo tener una visión celestial, decreta una serie de leyes que conceden la libertad de culto a todos sus súbditos.

 

Esta constitución imperial es confirmada con el famoso Edicto de Milán en el 313, certificando un nuevo periodo histórico para el Cristianismo, dando así fin a las Persecuciones

 

 

Constantino el Grande

Emperador Constantino

 

Costantino construyó una nueva Roma, donde los dioses pagános fueron poco a poco sustituidos por los cristianos, una refundación que dió lugar al Imperio Romano Oriental, produciendo profundos cambios en la sociedad,  en los derechos y costumbres,  teniendo como epicentro la ciudad de Constantinopla

 

 

    En el año 829 en el monte Libredón, con el milagroso descubrimiento por parte de Pelagio de un sarcófago que contenía unos restos óseos,  posiblemente de al menos tres difuntos, se inicia por parte de la Iglesia de una "apropiación" de restos, ritos y festejos, como ya hicieron los romanos siglos atrás.

Un año despues, el Papa León III, ordena el culto Santiago el Mayor en la lejana Gallaecia y se construye un primitivo templo con el sufragio de Alfonso II el Casto, rey de gran religiosidad y primer monarca peregrino a Compostela,  que con este acto marca su posición y frente de lucha contra las invasiones arabes.

 

Pertenecieran realmente al Apostol y sus discipulos, o se tratara de los restos del propio Prisciliano, van a conseguir un milagroso renacimiento espiritual en el corazón de la gentes de la época,   que desde ese momento y de todos los confines de la tierra encaminarán su aventura a Compostela

 

Ya en el Antiguo testamento,  se habla del Jubileo, que tenía lugar cada 50 años:

"... las cosas vuelven a su estado primigenio". (Levitico, 25, 8, Ezequiel, 46. 7)

         Bonifacio VIII concede el primer Jubileo de la Historia en el año 1300, a partir de esta fecha se celebra cada 100 años. Hasta que ClementeVI decide en 1342, que se celebre cada 50 años.  El papa Pablo II en 1470, establece de nuevo, que se celebren cada 25 años.

 

El Jubileo no es más que un Año Santo,  durante el cual los fieles bajo ciertas condiciones pueden lograr indulgencia plenaria, que es la revisión de la pena temporal de sus pecados, por la mediación de la Iglesia Católica como administradora de la Redención.

 

 

Santiago Peregrino

Santiago Peregrino

 

    En la actualidad, se celebra Jubileo y Año Santo Compostelano, cada uno de los años que la festividad de Santiago, el 25 de Julio fecha de su martirio, coincide en domingo.

Lo es el año 2010 y no volverá a suceder hasta el 2021

 

Ser Peregrino, era el único modo de viajar con seguridad, no solo por las ordenes de Caballería que se ocupaban de vigilar y proteger la Ruta, o la existencia de albergues, templos y hospitales que jalonaban el Camino, tambien,  porque estos eran considerados personas sagradas

Peregrinar a los lugares considerados sagrados, costumbre como vemos, tan antigua como la propia humanidad y reflejado en escritos medievales de distintas culturas, sería considerado, sobre todo por la religión católica y por las sociedades sincréticas, como un reflejo alegórico al camino que cada uno de nosotros realizamos en nuestra propia vida.

 

peregrino.jpg (32815 bytes)

 

        En la actualidad, el Camino a Santiago ha perdido parte de su antigua espiritualidad, era considerado un personal e individual camino iniciatico, con un importante componente religioso.  Los tiempos han cambiado, tambien las vestimentas, los modos y parece más un viaje de turismo. Es raro el peregrino que lo hace a la forma de la Tradición.

 

Será importante realizarlo con cautela, atención y respeto, tratando de aprender de todas las oportunidades que se nos presenten, de no hacerlo así, se corre el peligro de que él se ocupe de colocarnos donde nos corresponde.  

 

 

 

bordones.jpg (17019 bytes)

El Bordón o bastón que sirve de apoyo y de defensa

 

 

A panel principal

Camino de Santiago