Caminando por tierras Gallegas  

 

 

 

 "Pasado el monte Cebreíro, se encuentra la tierra de los Gallegos. Abundante
en bosques. Es agradable por sus ríos, sus prados, y riquísimos pomares; sus
buenas frutas y sus clarísimas fuentes; es rara en ciudades, villas y sembrados.
Escasea el pan de trigo y el vino, no faltan el pan de centeno y la sidra,
el ganado y las caballerías, es abundante en leche y miel y en grandísimos y
pequeños pescados de mar, es rica en oro y plata, en tejidos y pieles silvestres, y en otras riquezas, pero sobre todo en tesoros sarracenos.

Los gallegos, se asemejan a nuestro pueblo galo, pero son iracundos y muy
litigiosos "
 


AYMERIC PICAUD
Peregrino y primer guía francés. Siglo XII, Libro V del Códice Calixtíno

 

 

Entramos en Galicia por Piedrafíta. Nos quedan 6 kilómetros de subida, si bien el impresionante paisaje nos ayuda en el esfuerzo.

 

 

O CEBREIRO  


Nos encontramos a 1300 mts de altitud.

    Santa María do Cebreiro, (Antiguo ZEBERRIUM romano).- Es el Pórtico por donde accedemos a Galicia dejando atrás la Comarca de El Bierzo.

 Quizás, uno de los pueblos más interesantes, debido sin
ninguna duda a su carácter prehistórico y medieval, coronando el Macizo Galaico- Leonés.

Además de cepas, abundan los frutales las hortalizas, las "castiñeiras¨. Nos sorprenderemos seguramente con la presencia de las ¨pallozas¨, antiguas viviendas propias de los Ancáres, que nos recuerdan a los habitáculos castrenses por su forma elíptica, cubierta de olmo (paja de centeno) y cosida con retamas.  Que ofrecían gran protección contra el frío tanto a las personas como a los animales que las compartian.

pallozas.JPG (6691 bytes)


En la actualidad, las citadas construcciones son utilizadas como museo etnológico y dos de ellas sirven como refugio de peregrinos.
Podemos encontrar Pallozas, aquí y en la comarca también montañesa de
Os Ancáres,  lucenses y leoneses.

Según el Padre Yepes, el antiguo Hospital, monasterio prerrománico data del
año 836, y fue fundado por San Giraldo de Aurillac y unos monjes de Cluny.

 
El tesoro de Cebreiro es su pequeña Iglesia Santuario, prerromanica del siglo IX   donde se conservan los recuerdos del milagro eucarístico que enlaza con el ciclo artúrico y el poema de Parsifal.

 Un día, alrededor del siglo XIV y mientras se celebraba la Eucaristía, se abrió la puerta de la iglesia y junto con la nieve y el viento, penetro en el templo un vecino de Barxamaior, una aldea cercana que había desafiado a la tempestad para asistir a la misa.  El oficiante, despreciando el sacrificio, le increpo tamaño exfuerzo para tal fin.

  En el momento de la consagración, el incrédulo clérigo contempló con sus propios ojos el prodigio de la Transubstanciación de la Eucaristía.

Dos siglos después, en el año 1486 en su peregrinación a Compostela, los Reyes Católicos impresionados por el milagro, donaron dos redomas de plata para conservar la carne y la sangre; Hoy día se pueden contemplar junto al cáliz románico del milagro y la imagen de la virgen titular, Santa María la Real, del siglo XII , tambien conocida como la Virgen Montañesa del Milagro de Cebreiro, cuenta la tradición que su babeza se inclinó ante el milagro


virge_cebreiro.jpg (12350 bytes)



   
Un busto nos recuerda a Don Elías Valiña Sampedro, muchos años párroco de O´Cebreiro. Enterrado desde 1989 en el ábside del Evangelio. Gran entusiasta
en la recuperación del Camino de Santiago, con una interesante obra arqueológica que trata sobre el rescate de la primitiva calzada

"En su tumba nunca faltan flores"

Contiguo a la Iglesia se encuentra el hospital antes mencionado, y hoy
"Hospedería de San Giraldo", refugio caliente y abrigador en todas las épocas
del año, donde don Elías, esgrimiendo terribles argumentos, solía discutir con sus amigos al amor de la lumbre y un vaso de vino en la mano, sobre todo lo divino y lo humano

 

anochece en Cebreiro

Anochece en O Cebreiro

 


ALTO DO PÓIO



Tras una larga bajada que relaja nuestros músculos, entre impresionantes viejos macizos y lomas de montañas con .   emprendemos el ascenso a los altos de San Roque 1270 mts. y O Poio la cumbre del Camino en Galicia 1337 mts.
Lugar de difícil acceso para los antiguos peregrinos y que acabó con la
vida de alguno de ellos debido al frío y la nieve de sus duros inviernos. El esfuerzo hasta llegar, está recompensado por los extraordinarios paisejes que vamos a contemplar

Podremos recuperar fuerzas en el bar Puerto do Poio, con platos calientes

En él, según la tradición se han producido varios milagros

 

Alto de San Roque

   Alto de San Roque.  Monumento al peregrino

 

Recorremos,  posiblemente los bosques autóctonos más extensos de Galicia, al fondo la Sierra do Courel y caminamos por la denominada  " Legua do Rañadoiro"  que descansa nuestras piernas mientras descendemos al Valle del rio Ouribio, tras pasar Padornelo, llegamos a

 

 FONFRÍA


En su pequeña Iglesia se puede contemplar un cáliz de plata dorada con la inscripción

" Soy de Ospital de Fon Fria"

recuerda la existencia de un hospital que ofrecía, según consta en
su regla, sal, agua y cama con dos mantas

Continuamos por Filloval, As Pasantes con su capilla de los Remedios y la bien conservada aldéa de Ramil con un sorprendente y centenario castaño. En Villavella hay dos casas rurales donde podemos descansar.

Existe una antigua cantera de caliza, Cotelos, en la que se evoca la costumbre de los peregrinos medievales de transportar una piedra hasta los hornos de cal de Castañeda, que suministraban a las obras de la catedral de Compostela




TRIACASTELA


Avanzando en paralelo con la carretera y salvando vaguadas entre castaños y
abedules, pasaremos por las aldeas de Liñares, Hospital da Condesa y Fonfría.
Ya en el valle, esta Villafranca de Triacastela, final de la XI etapa del
"Códice Calistíno"

 Es hoy una villa situada en un cruce de caminos, en
una campiña rodeada de altas montañas.
Con su templo medieval de Santiago que fue cárcel y refugio de peregrinos, creado por
su protector el rey Alfonso IX.

 En la actualidad sigue cumpliendo su cometido
como sencillo monumento al caminante

En la antigüedad, existieron varias hospederías, mesones y hospitales,
- Según nos cuenta Eusebio Goicoechea:

 "Uno de éstos se llamó Hospital de San Pedro y en el murieron varios peregrinos, según consta en su Libro de Cuentas: enterrándoseles con cristiana caridad.
Todavía podemos ver una Plaza del Hospital y una Travesía de Santiago" 



La carretera, se desvía del Camino para unirse más tarde en Sarria.
Tomaremos por Peña Partida, una roca cortada para dar paso al caminante.



SAMOS 


Desde Triacastela el camino se bifurca, si tomamos el tramo más recto,
pasaremos por A Balsa con una capilla dedeicada a Nosa Señora das Neves, atravesaremos una preciosa fraga llena de castaños y carballos que nos conduce a la Fonte dos Lameiros, decorada con una enorme vieira.

Superados San Xil y Calvor, donde fue levantado un monasterio en el siglo VIII sobre el antiguo castro de Astorica y del que es continuadora la Parroquial de Santo estevo, nos adentramos en el Valle
donde nos encontramos de pronto con la Real Abadía benedictina de San Xulián y Santa Basilisa de Samos. Una de las más importantes de toda Galicia y que ya existía con anterioridad a la Ruta Jacobéa.    

    Creada cuando el cristianismo comenzaba a despuntar en Iberia y gracias a San Martín El Durmiente, allá por el siglo VI, Con posteriores edificaciones de los
siglos XVII y XVIII

 

monasterio_samos.jpg (15763 bytes) Escalinata de CASAS NOVOA

 
Doscientos años después de su creación, acogería a los monjes huidos de
Andalucía ante la invasión musulmana. Pasando así a convertirse, en uno de
los centros culturales y políticos de mayor relieve. No en vano, en
ella se educó y fué protegido desde niño
Alfonso II "El Casto" futuro rey de Asturias, quien le concedió privilegios y fueros. El Padre Feijoo, siglos despues, impartiría clases de filosofía en sus aulas y da nombre a uno de sus claustros, presidido por su estatua y realizada por Francisco de Asorey.

    Guarda retablos barrocos y neoclásicos. Otro claustro más pequeño, con la fuente de las Nereidas, obra de Fray Juán Vázquez de 1717

 
Su escalinata sirvió de modelo al arquitecto gallego, Don Fernando Casas
y Novoa para construir posteriormente la de la Catedral de Santiago. Tras sus recios muros, bañados por el aurífero río Ouribio, los monjes se afanan en la elaboración de licores de hierbas con sus cuidadas recetas. Tambien puedes adquirir las pequeñas cruces de madera, simbolo para Caminantes y que ellos fabrican.

 
E
l edificio fue destruido por un incendio en el siglo XVI y reconstruido
en los siguientes. Pero esta desgracia, se ha repetido en dos ocasiones, la última hace veinte años. La reconstrucción de sus frescos, ha sido llevada a cabo por el artista local Enrique Navarro, quien decoró los muros
del claustro alto con escenas de santos, fundadores, obispos, reyes y papas. Frescos llamativos, que si bien, no han quedado al gusto de todos,
contribuyen a que la Abadía de Samos, con su puñado de monjes, aparezca tranquila, entera, limpia, y en paz.

Existe en el lugar una ermita prerrománica conocida como "El Ciprés" 
Recordemos, que dicho árbol tiene una clara simbología: El Renacimiento,
la victoria de la vida sobre la muerte; La unión entre la tierra y el cielo. No es por casualidad, que nos encontremos con este árbol en la mayoría de los camposantos

Continuaremos camino de Foxos y de Teiguín donde nos separamos de la carretera nacional para entrar en las tierras de O Incio, donde podremos visitar el Val do Mao, la iglesia de Santa María que guarda la tumba de San Eufrasio. Tambien el monasterio sanjuanista de San Pedro de Fiz de Hospital de Incio (s. XII) que posee una portada realizada en marmol de la zona.

Por uno de los tramos más atractivos de la ruta jacobea y rodeados de bosques autóctonos caminaremos hasta la villa de Ferreira do Incio que cuenta con un Valneario de aguas ferrosas y construido en epoca romana.

        Avanzamos por antiguas "corredoiras" en compañía del río Ouribio que pronto cambiará su nombre para llamarse Sarria

    En Gorolfe podemos visitar la capilla de Nosa Señora dos Milagres. Veiga de Reiriz donde contemplaremos un curioso y popular peto de ánimas. Continuaremos hasta la iglésia parroquial de Santo Estevo de Reiriz que cuenta con un ábside pentagonal del siglo XII

Tras pasar por las aldeas de San Mamede do Camiño, San Pedro do Camiño, Carballal y Vigo, penetraremos en Sarria

 


panoramica_triacastela_sarria.jpg (33520 bytes)

                                                          Foto: www.caminoasantiago.com

SARRIA


Se asienta esta villa en una fértil llanura, con su casco antiguo rodeando el
torreón del Castillo de los Castros, Condes de Lemos. Único resto que queda de sus antiguas fortificaciones.
Es etapa obligada para peregrinos desde el siglo XII, con su gran esplendor
Jacobeo; la pintoresca Calle Real, por donde entraban y salían los peregrinos
arranca junto a la Iglesia de Santa Marina, llegando por su sencilla arquitectura de miradores y blasones, hasta el magnífico templo de San Salvador.


Una vez bordeada la antigua fortaleza y en la cota más alta, encontraremos
el Convento de La Magdalena hoy de los Mercedarios. Fundado en el siglo
XII. Aún continúa sirviendo de refugio y socorro para los actuales caminantes.

 
En esta poco conocida villa de Sarria, nació un gran genio de la pluma
que ha dado mucho que hablar; Fray Luis de Granada, llamado así porque
sus padres marcharon a esta ciudad tras ser conquistada por los Reyes Católicos 
 

 

BARBADELO  


    Localidad frecuentada en la antigüedad por los emisarios de los hosteleros compostelanos que recibían a los peregrinos con promesas de hospitalidad a veces falsas.

En la Iglesia de Santiago de Barbadelo denominada "O Mosteiro", podremos observar sus extrañas figuras
de animales y plantas

Buscando el río Miño y dejando a un lado el monasterio de Santa Maria del Hoyo, casa madre de la Orden de Santiago. Por una parte del Camino que transcurre entre bosques y se estrecha cruzando puentes, llegaremos hasta ...



PORTOMARIN


Cruzada por el río Miño, y absorbida por el pantano de Belesar en el año 1965,
que cubre el que fue el pueblo original.  Hoy puede verse el nuevo pueblo de Portomarín, alrededor de su iglesia- fortaleza almenada- de estilo románico, la que fué de los Humildes Caballeros de San Juan de Jerusalem. Y que una vez numerada, y desmontada piedra a piedra, se construyo de nuevo en su actual asentamiento. Lastima que esta reconstrucción no tuvo en cuenta su orientación primitiva, quitando brillantez a las vidrieras de su único rosetón.

 

portomarin_iglesia.JPG (49603 bytes)

Iglesia de Portomarín

 

Veremos también el arranque del puente medieval y la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves.

No dejaremos de degustar el buen aguardiente típico de la zona.

 na: El nuevo, blanco y ordenado Portomarín con soportales y edificado en un
alto, parece fuera de lugar y en nada recuerda el viejo y humano pueblo
.


Desde aquí, cogeremos camino por la carretera hasta la Comarcal que conduce a LUGO,
no llegaremos a visitar la ciudad pero es necesario mencionar que en la antigüedad fué centro de culto protohistórico
al dios celta LUG, es posible que existiera en la zona un lugar sagrado de adoración a dicha deidad.

Fué fundada en el año 25 a.C como campamento militar de las legiones románas al mando de Cayo Antistio. Sirviendo de base a las expediciones que partian hasta el Ara Sólis de Fisterra y vigilaban los territorios atlánticos. Cuando en los años 15 al 13  a.C.   César Augusto regresa a la península, en su honor pasa a llamarse Lucus Augusti.   Poseé una muralla de esta época y que se mantiene en su totalidad, ha sido declarada Monumento de la Humanidad

    Debido a todo ello, podemos afirmar que Lugo es la ciudad más antigua de Galicia. Situada en una meseta y a 465 mts de altura, esta bañada por el río Miño y su afluente el Rato

 




LIGONDE


Tras una pequeña pendiente de 12 Kmts. atravesando pequeñas aldeas, como Toxibo, Gonzar, Castromaior, llegamos a Ligonde con pequeños núcleos vecinales que nos reflejan la dispersión de la población gallega.

Junto a su viejo cementerio de peregrinos, emerge un cruceiro colocado al lado del Camino y en el que sin duda, se han detenido los millones de peregrinos que en el tiempo han sido ...

VILAR DE DONAS

Vilar de Donas


    Casi en la ruta, te aconsejo desviarte apenas 800 metros; Para poder visitar la Iglesia de Vilar de Donas, monasterio medieval con un retablo pétreo representando el milagro eucarístico de O`Cebreiro, además de un baldaquínde marmol blanco. Pinturas góticas con la Anunciación y bustos de las "Donas" o señoras que fundaron la casa y se ocupaban de dar sustento a la Orden de los Caballeros de Santiago. Podemos encontrar algunas lapidas de estos caballeros en el interior, sorprendiéndonos su pequeña estatura. Las puertas de madera maciza, están firmemente sujetas por unas curiosas bisagras de hierro forjado



PALAS DE REY


Aproximadamente a unos nueve Kilómetros, cogeremos la C-547 en dirección a
la antigua población de Pallatium Regis, comienzo de la última etapa del Códice
Calixtino. Según nos cuenta el antiguo caminante y guía Aymeric Picaud, de su
peregrinación medieval:


"En la parte baja de la villa se encuentra el Campo dos Romeiros, donde
se concentraban los caminantes antes de iniciar el último esfuerzo, teniendo ya a la vista la inconfundible silueta del legendario Pico Sacro"



MELIDE

Seguidamente llegaremos a Mellid o Melide, localidad que siempre tuvo gran importancia durante las peregrinaciones medievales. Conserva aún, dos importantes templos del románico: San Pedro y Santa María. En este último, existen sobre su puerta oeste, unos extraños signos que podemos identificar como la antigua escritura rúnica utilizada por los pueblos nórdicos hasta bien entrada la Edad Media, y que todavía son usados por algunos grupos esotéricos

 


CASTANEDA

En este lugar donde existían unos hornos de cal, los caminantes depositaban
las piedras calizas recogidas en Triacastela, y así colaboraban con la obtención de un material que uniera las piedras de la Catedral

 


FERREIRO  

Hay que hacer constar, la abundancia de topónimos derivados de la palabra Ferro, parece hacer referencia a los innumerables establecimientos de forja dedicados a la fabricación de clavos, con que reparar tanto las monturas de las caballerías como el desgastado calzado de
los caminantes

 

A LAVACOLLA

Tras las pendientes para coronar el Centro emisor de la TV gallega, llegamos a la antigua Lavaméntula como la llama Aymeric Picaud, se encuentra rebasando el actual aeropuerto de Santiago, cuyas pistas se interponen al paso del camino, tras cruzar el pueblo, está el río Labacolla. Aquí era costumbre que los peregrinos se sumergieran en sus frías aguas y
se lavaran de "pies a cabeza" para eliminar la suciedad del viaje y presentarse purificados simbólicamente de cuerpo y alma, antes de penetrar en la ciudad sagrada
Hoy, la suciedad del río hace poco recomendable esta práctica.

Atravesando Villamaior se asciende el monte hasta San Marcos, para coronar el Monte do Gozo, llamado así por el gozo que siente el peregrino al divisar las torres de la catedral

Estatuas en Monxoi

Estatuas representando alegres peregrinos

 



MONXOI

O el Monte del Gozo, de 369 metros de altitud.
El primero de los peregrinos que lo coronaba y veía las torres de la Catedral, era nombrado "Rey del Grupo", y podía hacer uso de este nombre Rey, en su apellido


Monumento a Juan Pablo II

Monumento que conmemora la visita de Juan Pablo II

 

 

                  ... Atrás quedan ya,  los cientos de kilómetros recorridos.


El clérigo italiano Laffi, que peregrinó por tres veces a Compostela dejó escrito el
siguiente testimonio de su paso por el Monte del Gozo:


"Cuando vimos, después de tanto tiempo ansiado, Santiago a menos de
media milla de distancia, nos pusimos de rodillas y fue tal nuestro gozo, que
empezaron a correr las lágrimas por nuestros ojos  y cantamos un Tedeum
"

 

 

SANTIAGO DE COMPOSTELA



Nos encontramos ante "La Capital de Europa" como alguien la llamó.

Al entrar, el primer monumento que podemos ver es el convento de Santo Domingo de Bonaval, sede del Museo do Pobo Galego y Panteón de gallegos ilustres, más adelante se abre la Porta do Camiño, donde les entregaban las llaves de la ciudad a los nuevos arzobispos.

 Desde aquí, ya podían observar la magnífica catedral 

Todo buen peregrino, deberá cruzar las cuatro plazas con sus cuatro fachadas: Obradoiro, Azabachería, Platerías, y La Quintana. En esta última, se encuentra la puerta del Perdón o puerta Santa, que permanece abierta cada año Xacobeo.

 
Nos sorprenderemos con la maravilla del arte universal, una fachada dentro de la basílica: El Pórtico de La Gloria
, considerado la obra cumbre de la escultura románica. Fue labrado en el siglo XII por el Maestro Mateo, representando la figura de Cristo Glorificado y rodeado por los cuatro evangelistas. En la arquivolta central aparecen los 24 ancianos del Apocalipsis portando instrumentos musicales.

En el parteluz, la figura del apóstol que muestra un pergamino que dice "misit me Dominus" (el Señor me envió). En esta columna está la famosa huella de una mano que millones de peregrinos han esculpido a lo largo del tiempo...

 

Detalle del Pórtico de la Gloria

 


"¿Estarán vivos ?

 ¿ Serán de pedra aqués sembrantes tan verdadeiros, aquelas
túnicas maravillosas, aqueles ollos de vida cheos ... ?"

Rosalia de Castro



¿ De Santiago de Compostela, que te voy a decir?  querido amigo y compañero de Camino y peregrinaje ...

¡¡ Xa Chegamos !!

 

 Repetiré la frase de nuestro conocido guía Aymeric Picaud:

Quien ve la Catedral de Compostela,  aunque esté triste se vuelve alegre 

    Y alegría, ese es el sentimiento que el viajero que ha recorrido el Camino a Santiago, sea agnóstico, laico o devoto, experimenta al contemplar la maravilla del "Pórtico de La Gloria", que cuantas veces habrá escuchado ....

¡ HA VALIDO LA PENA !

pues es, la única frase que nos inspira tan majestuoso espectáculo



 


cripta_santiago.jpg (42464 bytes)

Cofre donde se guardan los restos

 

Interior de la Catedral


--- o 0 O 0 o ---



Nuestro particular peregrinaje, no va ha terminar en la capital Compostelana,
continuaremos, como lo hacían astrónomos, magos, ocultistas o iniciados, siglos atrás.


    Seguiremos la Vía Láctea hasta llegar donde se oculta el Sol, el Ara Solis, "el último confín de la tierra conocida" el finís terrae
.


FISTERRA

Escudo de Fisterra.

 

Volver a Camino de Santiago